LOS BARES EN LAS FIESTAS DEL PILAR

Los bares en las fiestas de Pilares son una mina, los zaragozanos pese al cierzo característico de su tierra no se resisten a salir por sus calles para “alparcear” y tapear a partes iguales.

El cachirulo es el símbolo, la jota, la canción y el deseo de agasajar con un inmenso manto de flores a la Virgen, ya se siente en la capital de Aragón.

Virgen del pilar con el fondo con nubes

Foto de la virgen del pilar con escudo

Son muchos los visitantes y ante eso los maños hinchan su pecho, presumen de ciudad, hay que recibirles a todos sin ninguna distinción, la fiesta es fiesta y nunca se puede aguar, el que viene con jaleos, en esta tierra se le manda “a escaparrar”.

Por eso, en cada barrio, en cada calle florecen múltiples propuestas de ocio, pero claro, cómo luego hay que repostar, los  restaurantes y bares en las fiestas abren sus puertas sin importarles la hora para cerrar.

Ahora voy a dejar un poco el verso, y os cuento algunas “cosicas”. Desde hace varios años, concretamente se trata de la tercera edición, la Pilar Gastro Week es una oferta de lo más tentadora.

Para los que andamos flojos de inglés,  os diré que consiste en cuatro rutas gastronómicas muy interesantes con productos típicos de Aragón.  Todo esto se debe al acuerdo del ayuntamiento, junto al programa de fiestas de siempre, se distribuye también un plano gastronómico en el que se detallan todas las rutas. No obstante, para que sepáis de qué va, os las voy a explicar un poco.

En la  primera ruta alrededor de 30 restaurantes ofrecen un Menú del Pilar con precios que oscilan entre los quince y cuarenta euros.

No falta la mención al ternasco de Aragón ni las conocidas borrajas con almejas, también está presente el melocotón de Calanda y el manto de la virgen, y por supuesto que el “vinico” que se ofrece es de la tierra, con denominación de origen (Cariñena, Campo de Borja, Somontano, o Calatayud) y con mucho cuerpo y sabor.

Además, también se presenta la ruta del chilindrón, 20 establecimientos hosteleros tienen el cometido de elaborar la exquisita receta del pollo al chilindrón, conocida y aplaudida por el mundo entero.  Lo mismo le pasa a los productos de la huerta maña, éstos son ofrecidas en otra ruta, la tercera.

 

En ella nos tientan una trentena de restaurantes de la capital, y es que a todo aquél que pruebe por ejemplo, el tomate rosado de Barbastro, la vida le cambia para mejor, se le educa muchísimo el paladar.

Por último la cuarta ruta está dedicada a los cafés y los cócteles, no va a ser todo vino, hay que buscar el puntillo o simplemente echar mano del café, muy apropiado para los que empalman las noches de fiesta con las vaquillas, todo un espectáculo digno de ver, tanto por los “tozolones” que muchos se dan “encorriendo” a las vacas, como por la charanga de los peñistas y como no, por el almuerzo que sabe a gloria en las gradas de la plaza de toros al ritmo de “Paquito el chocolatero”. Esto son los bares de las fiestas de Zaragoza.

La fiesta de la cerveza Oktoberfestolé es más que un clásico, lleva casi veinte años ofreciendo variedades de cerveza alemana junto a su suculenta gastronomía (salchichas, codillos, quesos, costillas a la brasa…).

Todo esto amenizado con música tradicional alemana en vivo y en directo consigue enamorar al visitante al cien por cien.

El espíritu de estas fiestas está en vivirlas en la calle, por eso muchos de sus espectáculos son gratuitos, este año un artista internacional actúa en el escenario de la Plaza del Pilar el día 11 de octubre.

Os estoy hablando de David Bisbal, el inigualable, el caballero de los rizos dorados, el que le hizo “la cobra” a Chenoa, el que es más majo que las pesetas, vamos que no va a ver ninguna “moza” que falte a la cita, faltaría más.

Por supuesto que hay más actuaciones y conciertos, sin olvidar a las rondas joteras que año tras año invaden la capital aragonesa, emocionando a más de uno. Pero el día clave no es otro que el día 12 de octubre, aunque la noche anterior se haya aprovechado al máximo, a la mañana siguiente, los maños y mañas se engalanan con sus trajes joteros para llevarle las flores a su Virgen del Pilar.

No hay excusas, algunos van con gusto hasta sin dormir y almuerzan durante el recorrido.

Es impresionante verles con la bota de vino, y el jamón para reponer fuerzas. Además, la ofrenda congrega a personas venidas de cualquier punto de España y del extranjero, es un espectáculo de música y color como muy pocos.

Las fiestas vividas por nuestros antiguos

Foto de zaragoza con el pilar al fondo, en las fiestas

 

 

 

 

El momento para mí el más de lo más, es el de la entrega de las flores, a muchos se les pone un “nudico” en la garganta difícil de describir, lo mismo sucede con la ofrenda de frutos del día siguiente, en ella los oferentes entran a la Basílica, pasan por delante de la Virgen y dejan sus cestas con alimentos que posteriormente se reparten por centros sociales y asistenciales de la ciudad.

Eso sí, sin vermut nadie se va a casa. Aunque la comida tenga que hacerse a las cuatro de la tarde, el “tapeo” no se perdona.  Por eso, aprovecho esta ocasión para rendir culto a dos clásicos.

El primero es el huevo con gamba en gabardina, aunque la gamba debe hacerse bien, no debe ser aceitosa sino crujiente y de calidad, simplemente consiste en cocer un huevo y partirlo por la mitad.

Tapa rebozada de gamba y huevo

Tapa tipica de Zaragoza en fiestas

Después la yema se mezcla con atún y salsa de tomate y se incorpora con un palillo la gamba.

El segundo, tiene “usía”, me estoy refiriendo al bocadillo de calamares con salsa brava, su pan es de lo más esponjoso, los calamares ligeramente enharinados y fritos, y un buen “lingotazo” de salsa brava.

Como estan los bares en fiestas de pilares

Bares en fiestas del pilar 2017

Aquí está el secreto, nadie sabe lo que lleva la salsa pero está de muerte mundial, da igual que después nos repita o nos venga a la boca, así se recuerda por más tiempo.

Ya para finalizar, comentaros que estas fiestas son como siempre, especiales. Desde aquí un fuerte aplauso para el  pregonero, Kase. O (Javier Ibarra Ramos).

Con su pregón a ritmo de rap conquistó a todos, lo mejor fue cuando se presentó como alumno del Hilarión Gimeno, ¡mi cole!, una lagrimilla se me escapó y seguro que a más de uno se le pusieron los pelos como escarpias.

Pregon desde el ayuntamiento de Zaragoza

Pregon de fiestas del Pilar 2017

Pues eso, que  hay que aprovechar estos días en Zaragoza, la cosa no termina hasta el 15 de octubre, así que, ¡a por ellas!, que no os de corte ninguno. Aprovechar las propuestas gastronómicas de los sabios hosteleros, y bailar al ritmo de la música que más os guste, los maños y las mañas son todos muy “majicos” y  muy “escoscaos”, ya veréis.

Y ahora, cumpliendo con la tradición, remato este post fiestero con una “jotica” de ésas que le salían de la garganta al ilustre José Oto:

Una jota de Jose Oto a la Virgen

Jota de Jose Oto

Bookmark the permalink.

8 Responses to LOS BARES EN LAS FIESTAS DEL PILAR

  1. luz says:

    Muy chulo

    • Pilar Gobarb says:

      Gracias Luz, espero que sigas pendiente de nosotros, y si te apetece puedes sugerirnos algún tema que sea de tu interés

  2. Alvaro Ramirez Gil says:

    Como cada año esperamos triunfar en en estas fiestas,los huevos con gamba no faltan en nuestro local

  3. Alvaro Gil says:

    Los huevos con gamba están de PM

    • Pilar Gobarb says:

      Sobretodo si el huevo está relleno con atún, en algunos bares no lo rellenan y no es lo mismo

  4. Inma says:

    En primer lugar felicitarte por tu gran post, que como siempre no tiene ningún desperdicio.
    Felicitaros a todos las Fiestas del Pilar y especialmente a ti por tu santo. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*