CÓMO HACER LAS MEJORES CREPES

Las crepes son una interesante propuesta en los desayunos, almuerzos, meriendas o cenas de cafeterías y restaurantes. Se trata de un plato dulce o salado al que en otras zonas de España como Galicia se le denomina filloas, o frixuelos en Asturias. En este articulo, os enseñaremos cómo hacer crepes deliciosas, tanto dulces como saladas.

Cómo hacer crepes – 1 La masa

Todas sus posibles denominaciones nos llevan a una receta protagonizada por la harina de trigo con la que se elabora una masa circular de unos 16 centímetros de diámetro, tan, tan suculenta que merece la pena ponerse manos a la obra con ella.

como hacer crepes

El resto de sus ingredientes son muy sencillos: huevos, leche entera, mantequilla o aceite, azúcar y sal.

  • En primer lugar, hay que tamizar la harina, sí, sí, tamizar. Suele tener impurezas que dificultan su mezcla con el resto de ingredientes y deben exterminarse sin piedad. Por eso hay que echar mano de un colador y a tamizar se ha dicho.
  • Se baten con unas varillas metálicas los huevos con la leche, el azúcar y una pizca de sal y se incorpora “a poquitos” la harina sin dejar de batir.
  • Una vez que hemos conseguido que la masa no tenga ni un grumo ni medio, se añade mantequilla o aceite. Es importante que no esté caliente, así se evita que se cuajen los huevos.

preparación de la masa de crepe

Como le ocurre a muchas masas, la de las crepes, debe reposar por lo menos un par de horas en la nevera. Mientras tanto, como el tiempo es oro, puede ir preparándose el relleno, y aquí en este punto se genera el debate, ¿dulce o salada?

Cómo hacer crepes – 2 El relleno

Os recomiendo que optéis por ambas elaboraciones, incluso en algunos locales, se prepara sin relleno con un toque más crujiente y sazonada con romero fresco.

La reina de las dulces es la de Nutella con fresas, y en segundo lugar para los amigos del espectáculo en vivo, la flambeada con ron, Cointreau y Marnier.

cocinado de crepe

Son igualmente dignas de mención, las de dulce de leche, almendras y nata, helado bañado con chocolate caliente, peras en almíbar con vainilla, dados de manzana cocidos con limón, canela y vainilla…¡todo un universo de sabores!

En cuanto a las saladas, deciros que todas ellas son un sueño hecho realidad, la de salmón ahumado, crema de leche, cebollino y eneldo contenta a muchos paladares.

presentación de la crepe

Lo mismo puede decirse de la de pollo con salsa rosa, la de foie con manzana y cebolla caramelizada y la de chistorra crujiente y huevo acompañada de lechuga y cebolla confitada.

También hay que pensar en la gente sencilla, muchos se quedan tan “agustito” simplemente con la de jamón de york y queso, o la de mozzarella con tomate.

No penséis que se me ha olvidado que la masa la teníamos en reposo, he preferido dejar su cocinado para el final, la verdad es que es “complicadete”, y no quería yo que os diese por desertar…

Cómo hacer crepes – 3 Cocinar

Por eso os adelanto que no ha nacido persona humana que haya conseguido que la primera de las crepes no le salga más fea que pegarle a un padre, está dentro de lo normal, eso sí, os aseguro que las siguientes, sin necesidad de hacer malabares, os saldrán más bonitas que los soles.

  • Para su preparación, si elegís la sartén, que sea antiadherente, de fondo grueso y no muy pesada. Si es nueva, es muy probable que las crepes se peguen.

Puesto que no se trata de freír, tiene que estar engrasada pero sin contener aceite. sartén para crepes

Lo ideal es pasar papel absorbente empapado en aceite o fundir un poco de mantequilla, y cuando se derrita, retirar la sartén del fuego, echar un poco de masa y mover la sartén para que cubra el fondo.

  • Después con ayuda de una espátula se le da la vuelta y a “crepear” con la siguientes.

Cómo hacer crepes en la hostelería

No obstante, para cualquier negocio hostelero es más conveniente contar con una crepera industrial de calidad, ya sea eléctrica o de gas.

Las creperas eléctricas, dado que su instalación y mantenimiento es menos enredoso, tiene más adeptos.

crepería ambulante

En cambio, para los negocios móviles como las “food truck” al tener limitado por potencia el acceso a la luz, se prefieren las creperas a gas.

Las placas de calentamiento de estas máquinas pueden ser de hierro o esmaltadas. Recomendamos éstas últimas porque requieren menos mantenimiento, ya que solo hay que engrasar ligeramente la placa para que las crepes se deslicen con facilidad.

Como veis, la preparación de crepes no es para nada compleja, simplemente hay que ser precavido porque si se cometen errores, como dice una de las canciones de Marc Anthony, la tragedia es de principio a fin…

Pero tranquilos, después de leer este post, eso no os va a ocurrir a vosotros, vuestro triunfo, como le ha pasado a más de un restaurante “crepero” os puede llevar a alcanzar una estrella Michelín, así que,  ¡A CREPEAR SIN DUDAR!

 

Marcar el Enlace permanente.

4 Respuestas a CÓMO HACER LAS MEJORES CREPES

  1. Inma Cuevas dice:

    Pues he de probar a hacer unas crepes, que mira que me gusta elaborar los postres y nunca me ha dado por hacer.Ya te diré que tal me salen. Un saludo

  2. Ana dice:

    Me encantan las crepes con helado y chocolate caliente… La masa parece bastante sencilla de hacer; probaremos, a ver qué tal salen! Gracias, Pilar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*