La tarta de crema de avellanas más fácil del mundo

¿Os gusta la tarta de crema de avellanas? Hoy os proponemos hacer la tarta más fácil del mundo, para la que necesitar, lo que se dice necesitar…solo un poco de paciencia. No hace falta ni que enciendas el horno; estos son los ingredientes que necesitas para crear una tarta de la que disfrutará toda la familia.

Ingredientes

200 gramos de galletas María

125 gramos de mantequilla

1 cucharada de cacao en polvo

300 gramos de crema de avellanas (marca conocida o marca blanca)

5 hojas de gelatina

500 gramos de nata para montar

2 claras de huevo

125 ml de leche

Preparación de la tarta de crema de avellanas

Tiempo de preparación: 20 minutos

Paso 1. Trituras las galletas maría, algo que harás más rápido con la batidora. Si no, siempre puedes machacarlas con un mortero.

galleta triturada

Paso 2. Añades a las galletas la mantequilla y la cucharada de cacao en polvo. Lo juntas todo para que sea una masa consistente.

mezcla de ingredientes

Paso 3. Ahora lo vas a echar como base de la tarta en tu bol o molde, y lo guardarás en la nevera. Hay varios moldes para tartas en el mercado, nosotros te recomendamos un recipiente como este.

molde de tarta

Paso 4. Ahora haremos el relleno. Primero metemos las hojas de gelatina en agua fría para que se hidraten bien y se ablanden.

gelatina

Paso 5. Derrite un poco la crema de avellanas, metiéndola en el microondas 1 minuto.

crema de avellanas

Paso 6. Ahora calienta la leche durante 1 minuto, también en el microondas, y después le echas la gelatina. Remueve.

mezcla de ingredientes 2

Paso 7. Con ayuda de una varilla, montamos la nata hasta que quede cremosa.

montar nata

Paso 8. Montamos las dos claras de huevo.

montar claras de huevo

Paso 9. Ahora echaremos poco a poco la nata en la crema de avellanas mientras removemos. Por último, añadimos poco a poco las claras de huevo.

Paso 10. Echa todo el relleno en el molde para la tarta, que habíamos guardado en la nevera.

mezclar ingredientes 3

Paso 11. Puedes decorar un poco tu tarta si quieres. Añádele virutas de chocolate o bolitas, o si no quieres complicarte mucho, tritura un poco más de galleta y échasela por encima cubriendo toda la superficie de la tarta. Guarda en la nevera.

decorar la tarta de crema de avellanas

Y ahora es cuando entra la paciencia en la receta. No tienes que hacer nada, salvo esperar. Lo mejor es comerla al día siguiente porque va a coger la consistencia deseada, pero si no quieres esperar tanto, en unas 6 horas también podrás comerla. Con esta simple receta podrás preparar de forma fácil una tarta de crema de avellanas. ¡Que aproveche!

tarta de crema de avellanas

Marcar el Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*