CÓCTELES SIN ALCOHOL

Los cócteles sin alcohol siempre estarán de moda, tanto por la magia que invade su preparación como por los adornos que les acompañan. La cuestión es que lo del alcohol no es que esté muy bien visto.

Ya lo afirmaba Stevie Wonder, “si bebes, no conduzcas”. También hay que acordarse de los menores de dieciocho años, los intolerantes al alcohol, las embarazadas y las personas que optan sin más por el 0,0.

cócteles sin alcohol

Así, los cócteles sin alcohol cada vez tienen más presencia en las cartas de bebidas de los bares y restaurantes.

Se conocen como “mocktails”, término anglosajón que procede de la unión de dos palabras: “mock” (simulación en castellano) y “cocktail”.

Además, como en su elaboración cobran más protagonismo las frutas, hierbas o especias, cumplen con los cánones de la dieta saludable, o como afirman los modernos, con la filosofía “healthy”.

Tras una exhaustiva investigación,  y dejando atrás al cóctel “San Francisco” por ser más viejo que la pana, hemos seleccionado unas recetas de “mocktails” teniendo en cuenta tanto su sencillez como su saboooor…

 Shirley TempleVaso tipo high ball o Collins

INGREDIENTES

35 ml de granadina

14 ml de zumo de limón

14 ml de zumo de lima

Hielo

85 ml de soda

2 cerezas al marraschino

Vaso tipo high ball o Collins

En un vaso alto se mezcla con una cuchara de cóctel la granadina y los dos zumos. Después se añade el hielo y la soda. Se remueve todo y se “corona” con las cerezas.

Tropical Cooler  vaso huracan

INGREDIENTES

65 ml. de néctar de melocotón, 35 ml. de guayaba y 20 ml. de piña.

Zumo de media lima

2 hojas de menta

Hielo

Cerveza de jengibre

En una copa se pone el melocotón, la guayaba, la piña, la lima, y la menta. Se remueve con contundencia y se termina con el hielo y la cerveza de jengibre.

Pese a que siempre habrá quien afirme que los cócteles si no llevan alcohol dejan mucho que desear, os animo a crear vuestras propias propuestas de mocktails  por eso voy a dejarlo aquí. ¡Que vuele vuestra imaginación!, “mocktelear” para nada es de cobardes…

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*