Como limpiar el aire acondicionado de tu local

limpiar el aire acondicionado

Limpiar el aire acondicionado del local

Con la llegada del verano y el calor, ponemos en marcha nuestro aire acondicionado.

Te detallamos cómo limpiar y mantener tu aparato para evitar reparaciones costosas, aumentar la vida del aparato y lo más importante que no afecte a nuestra salud.

Los aires acondicionados necesitan limpieza y mantenimiento, no es una tarea complicada pero lleva su tiempo. Este procedimiento hará que tu aire acondicionado sea más puro, fresco y el sistema de enfriamiento sea más eficaz.

Al estar tiempo parado, el aparato acumula gran cantidad de polvo en los filtros y bacterias. Es recomendable hacer una limpieza a fondo del aire acondicionado al menos una vez al año.

Cuándo no se limpia el aire acondicionado puede provocarnos problemas como malestar físico, irritación o sequedad en ojos, nariz y garganta así como otros síntomas como tos y problemas respiratorios.

 

Tipos de aire acondicionado

Los más comunes son los de split y los de ventana:

Los Split son los que más se venden en el mercado.Para proceder a su limpieza hay que asegurarse de que esté desconectado.  Este tipo de aires contienen un evaporador que está dentro del aparato. Al levantar la tapa debes quitar el filtro con cuidado. Primero sacudimos el polvo acumulado y después se puede lavar con un poco de agua y jabón. Cuando esté todo bien seco, lo volvemos a colocar como estaba. El compresor que tiene en la parte externa debe estar lo más libre de polvo posible y para ello lo haremos con ayuda de un cepillo. Una vez esté cepillada la rejilla que forma el compresor, procedemos a acabar de limpiarlo.

– Aire acondicionado de ventana es de la misma manera que con los aparatos de split. Asegúrate de que el aire acondicionado está desconectado. Debemos retirar la tapa para poder limpiar primero el filtro con agua y jabón. Después sacamos el armazón del motor del aire que se encuentra en el exterior. Quitamos el exceso de polvo con un cepillo. Aplicamos un producto para limpiar toda la ventana y cuando esté totalmente seco volvemos a colocarlo en su sitio.

 

– Para saber cómo limpiar el exceso de polvo de los filtros puedes utilizar una aspiradora y después lávalos con agua fría. Es importante lavarlos con agua fría ya que si lo hacemos con agua caliente se pueden deformar. Cuando los dejes secando ponlos a la sombra.

Pulveriza agua con algún desengrasante . Esto limpia las bacterias por las que pasa el aire. Deja un rato abierto para que se seque y ya podrás utilizarlo.

– Hay una rejilla por detrás por donde se absorbe el aire y un ventilador por donde lo expulsa. Estas zonas acumulan polvo, hojas, pelusas… por lo tanto es muy importante su limpieza.

Recomendaciones

–  Si no se va a utilizar el aire acondicionado durante un largo periodo de tiempo, es aconsejable cubrirlo con un protector específico para su protección.

– Recuerda hacer revisiones.

– Si lleva mucho tiempo parado, no ponerlo en marcha sin haberlo limpiado antes, ya que puede ser perjudicial.

 

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*